Indiana University Bloomington

Indiana Prevention Resource Center (IPRC)

Prevenir. Lograr. Tener éxito: Mes de la Toma de Conciencia del Abuso de Sustancias.

El mes pasado celebramos el mes de la Toma de Conciencia de la Recuperación reconociendo sus características y servicios disponibles en Indiana.  Discutimos los procesos de recuperación mediante la inclusión de iniciativas en beneficio de la comunidad y del individuo.  La sobriedad, sin embargo, es un proceso en curso para cualquier persona y una tarea desafiante para llevar a cabo.  Dedicamos este boletín a su lucha, ofreciendo sugerencias para ayudarles a lograr y mantener la sobriedad.

¿Qué es el abuso de substancia? Antes de leer algo más, haga click aquí para información nacional del Centro sobre la Adicción y el Abuso de Substancias (CASA). Healthy People 2020 define el abuso de substancia como un conjunto de relacionadas condiciones asociadas con el consumo de substancias que alteran la mente y la conducta que tienen resultados negativos en la conducta y la salud (IPRC, 2014).  El abuso de substancias tiene un impacto importante sobre los individuos, las familias y las comunidades de todos los tamaños.  Por ejemplo, el abuso de substancia en una comunidad rural puede presentar muchos problemas:  incremento del crimen y la violencia, accidentes vehiculares causados por manejar intoxicados,  la esparción de enfermedades infecciosas, síndrome de alcohol fetal, conducta sexual arriesgada, carencia de hogar y desempleo pueden todos ser el resultado de una o más formas de abuso de substancia en áreas rurales (RAC, 2015)

Hay factores de riesgo asociados con el uso de substancias los cuales incrementan las oportunidades de adicción. De acuerdo con el Centro Nacional sobre la Adicción y el Abuso de Substancias (CASA), los siguientes son una lista de factores:

  • Ciertas características del cerebro que pueden hacer a alguien más vulnerable a substancias adictivas que a una persona corriente.
  • Factores psicológicos (por ejemplo, estrés, depresión, ansiedad, desordenes en la comida, otras enfermedades mentales).
  • Influencias ambientales (Por ejemplo, exposición a abuso o trauma, uso de substancia o adicción en la familia o entre pares, exposición a una substancia adictiva y exposición a referencias de cultura popular que estimule el uso de substancias)
  • Comenzar el uso de substancias a temprana edad (CASA Columbia, 2015)

El uso de substancias a menudo comienza a muy temprana edad. De acuerdo con “Indiana Youth Survey 2015” la edad promedio del primer uso de drogas de prescripción es 10.5 años, con inhalantes a los 10.6, alcohol a los 10.8 y otras drogas ilegales a los 10.9 años. (SAMHSA, 2015). Este mal uso en la juventud puede continuar en y durante la adultez, con la investigación sugiriendo un mayor impacto sobre las mujeres y los veteranos. De acuerdo con la publicación de SAMHSA del 2008 “Action Steps for Improving Women’s Mental Health,” investigaciones recientes consistentemente encuentran “la influencia de las diferencias de género en la prevalencia, curso y carga de las enfermedades mentales.” La investigación también encuentra que las mujeres frecuentemente tienen diferentes vías de uso de substancias, tienen diferentes factores de riesgo para el uso de substancias, sufren diferentes consecuencias del uso de substancias, experimenta diferentes barreras para tratamiento y tiene diferentes necesidades de apoyo para la recuperación que las de los hombres (SAMHSA, 2011).

De manera similar, la Administración de Veteranos sugiere una explosión en desordenes por el uso de substancias (SUD por sus siglas en inglés) con efectos residuales adversos. Según el “US Department of Veterans Affairs,” los trastornos del uso de sustancia (SUDs) tienen importantes consecuencias negativas para la salud física y mental de los veteranos, el desempeño laboral, el estado de la vivienda y el funcionamiento social. La población de veteranos con SUDs, que no sea de dependencia de la nicotina, está aumentando en términos absolutos y como porcentaje de la población total de pacientes de la  “Veteran Health Administration (VHA)” - de 270.991 (6.1% de los pacientes VHA) en el año fiscal 2002 a 461.927 (8.3% de los pacientes VHA) en 2010 (USVA, 2015).

De los aproximadamente 23 millones de estadounidenses que sufren desordenes de alcohol o drogas, en 2014, solamente el 11 por ciento recibe tratamiento para el abuso de substancias en una institución de especialidades, de acuerdo con el más reciente “National Survey on Drug Use and Health” (Kaiser Health News, 2015). En el 2010, un estimado de 24,440 residentes de Indiana buscaron tratamiento para el abuso de substancias incluyendo a 476 menores de 18 años (The National Survey of Substance Abuse Treatment Services, 2010).

A pesar de estas estadísticas desalentadoras, hay mucho que las organizaciones pueden hacer para tratar y reducir el abuso de substancias en las comunidades y escuelas locales:

  • Emitir una proclama del Mes de la Toma de Conciencia del Abuso de Substancia desde la oficina del Alcalde.
  • Incluir un comunicado de prensa en el periódico local resaltando el reconocimiento federal del Mes de la Toma de Conciencia del Abuso de Substancias.  Para mayor información,  click here.
  • Invitar a miembros de “Drug Enforcement Administration” en su área para hablar a los estudiantes acerca de las peligrosas consecuencias de usar drogas y las implicaciones legales.  
  • Participar como voluntario en una organización o programa que provea apoyo a familias de poblaciones en riesgo tales como jóvenes, comunidades tribales, veteranos y militares.
  • Asociarse con negocios locales (incluyendo restaurantes de comida rápida, librerías, tiendas de video y música, cines, pistas de patinaje sobre hielo, boleras y mini campos de golf) para desarrollar eventos o promociones juveniles libres de drogas.
  • Organizar un desfile o mitin por el abuso de substancia en celebración de UNITE para enfrentar la adicción https://www.facingaddiction.org/press
  • Llevar a cabo un baile o evento y donar una parte de las ganancias al programa local de abuso de substancia.
  • Crear el programa “Caring School Community,” el que se enfoca en el establecimiento de un sentido de comunidad entre los ambientes áulico, escolar y familiar. El apoyo comunitario que resulta ayuda a los niños a tener éxito en la escuela y a lidiar con el estrés y otros problemas cuando ellos ocurren (NIDA: Preventing Drug Use Among Children and Adolescents, 2015).
  • Organizar una competencia de ensayo, poster o media con el objeto de permitir a los individuos compartir sus historias u opiniones acerca del abuso de substancias.
  • Trabajar para educar a los líderes de negocios en su comunidad sobre los problemas del abuso de substancias.
  • Distribuir materiales de prevención dirigidos al puesto de trabajo y ofrecerles patrocinar un “lunch n’ learn” para empleados recomendando expertos locales capaces de habar acerca de varios temas incluyendo abuso de drogas de prescripción, manejar drogado, uso de marihuana y/o bebida por menores de edad (SAMHSA, 2014).

Aunque estos eventos y actividades son particularmente apropiadas durante el mes de Toma de Conciencia de la Recuperación en octubre, pueden también desarrollarse durante todo el año.  Además, las organizaciones comunitarias de Indiana y/o individuos pueden consultar el Centro para la Aplicación de Tecnologías de Prevención (CAPT por sus siglas en inglés) es un sistema nacional de asistencia técnica y entrenamiento en prevención del abuso de substancias dedicado al fortalecimiento de los sistemas de prevención y de la salud conductual de la fuerza de trabajo de la nación.  El CAPT proporciona entrenamiento en el desarrollo de capacidades y asistencia técnica diseñada para ayudar a los concesionarios de fondos de SAMHSA a implementar exitosamente los cinco pasos del “Strategic Prevention Framework” de SAMHSA (SAMHSA, 2015). Este portal puede proveer información específica a la diversidad, edad, género, y afiliación tribal.  Adicionalmente, se incluyen videos como un testamento para reducir el abuso de substancias en diversas comunidades.  Para ver una muestra de video de SAMHSA que discute la importancia del contexto cultural para el diseño y  distribución de la asistencia técnica para los programas del abuso de substancia y servicios haga click aquí. Además, “HOME Library” del IPRC ofrece enlaces a esos y a otros cientos de recurso electrónicos en línea relativos al abuso de substancias y tópicos relacionados; HOME Library está disponible desde la página web del IPRC desde el tabulador de la biblioteca.  El Portal Hispano/Latino del IPRC de recursos electrónicos en línea contiene abundantes recursos en inglés y español sobre abuso de substancia y tópicos relativos a la salud para esta población y sus proveedores de servicios.

Para cerrar, cada persona es única, y las opciones de abuso de substancia que hemos recomendado pueden no trabajar para su mejor beneficio.  Esperamos que nuestro mensaje le inspire a seguir adelante y le dé un rayo de esperanza.



By Julius Lee (translation by Guillermo Martinez) 10/8/2015